¿Cómo funciona el placer?

Conocer a hombres 49409

No tienes que ser un gran chef, incluso bastan algunas fresas con chocolate para elevar la tensión sexual entre ambos. Te puede interesar: 5 Alimentos para mejorar tu vida sexual, que son deliciosos Intenta un masaje erótico para empezar el juego previo.

TAMBIÉN LEE

Empero no tiene por qué ser así. Hay muchas posturas sexuales satisfactorias que pueden resultar mejores para que llegues al orgasmo. Del mismo modo, puedes volver a mirar esta carta todos los días que quieras. Eso sí, no todas las posiciones tienen por qué gustarles a todas las parejas. Y que no se te olvide: las posiciones sexuales son solo una parte de la fórmula para el buen sexo, es muy importante conversar y tener complicidad. Ella debe acostarse boca arriba, con las piernas apoyadas sobre tus hombros.

Estar más en casa ofrece la oportunidad de explorar y trabajar el placer y la sexualidad

Empero mi vida sexual era de pena. Gracias a otro hombre descubrí mi potencial para dar y recibir placer, exploré mis fantasías y mi cuerpo. Quince años casada, tres hijos. Una relación envidiable, de esas que daughter amigos sobre todas las cosas, cheat los mismos intereses y los mismos gustos. Pero algo faltaba. Era la típica mujer casi asexual, fruto de una crianza que yo creía moderna, por aquello de que me explicaron muy bien cómo se hacen los niños y todo eso, cuando en realidad lo que deberíamos saber es que los niños hay que hacerlos preferiblemente sintiendo placer.

Escuchar este artículo

En forma Hay cosas que nos hacen perder la cabeza: el sexo, el chocolate El placer es un car vital, y una herramienta para que la especie sobreviva. Tras una alimentación familiar en la que hemos engullido entrantes, primer y segundo plato, llega el momento de los postres. Y a pesar de que estamos llenos, de que tenemos el estómago a punto de estallar y hemos tenido que desabrocharnos un botón del bombacho, sin saber muy bien cómo conseguimos hacerle un hueco al pastel. Denial hay quien se resista Nos puede el saber que aquel bizcocho, cheat chocolate caliente, nata, nueces y una bola de helado de vainilla Así que hincamos la cuchara, nos la llevamos a la boca y nos deleitamos con su sabor, su aroma, su textura. Nos invade una efímera pero intensa y placentera sensación de felicidad, de bienestar muy parecida a la que sentimos cuando abrazamos a nuestra pareja, o la besamos. Muchas de las experiencias de nuestra biografía que consideramos transcendentes activan en nuestro cerebro una especie de botón de recompensas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.